Cookies        Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar la seva experiència i els nostres serveis, analitzant la navegació al nostre lloc web. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Pot canviar la configuració o obtenir més informació sobre la nostra política sobre cookies aquí.  Tancar
Abogado Accidente Laboral Barcelona - Bertran Pages Advocats

Abogado Laboral

BARCELONA - GIRONA


¡20 años de éxito!

Llevamos más de 20 años ganando casos para nuestros clientes.

Estamos tan seguros de nuestra eficacia que no tenemos ningún problema en ofrecerle la primera consulta totalmente gratis

.

Otros Servicios


Especialidades:

  • Abogados en accidentes de tráfico

Somos un despacho de abogados especializado en indemnizaciones por accidentes de tráfico, con miles de casos resueltos, ayudando a personas que han sufrido un accidete con lesiones, daños y perjuicios.

  • Problemas laborales y de Seguridad Social.

Somos especialistas en combatir los despidos de los trabajadores sin contrato ni permiso de trabajo, los despidos objetivos, Verbales, Improcedentes y Expedientes de regulación de empleo. Cálculo de Finiquitos, reclamación de salarios, moobing

.


Nuestro Blog


Siguenos

Abogado Laboral Barcelona Facebook      Abogado Laboral Barcelona G+      Abogado Laboral Barcelona Linkedin      Abogado Laboral Barcelona Twitter      

Abogado Accidente Laboral Barcelona

Abogado Accidente Laboral Barcelona


En Labortrafic, Abogados Laborales Barcelona, le ayudaremos en todos los trámites que se deben seguir tras un accidente, con el objetivo de reclamar todas las compensaciones legales que puedan corresponderle. Estamos acostumbrados a tratar con personas que atraviesan momentos difíciles, comprendemos su situación y la manejamos con un trato sencillo pero humano.

Trabajamos para conseguir el total, justo y máximo resarcimiento de todos los daños sufridos por nuestro cliente dentro del marco que circunscribe el Real Decreto Legislativo 8/2004 de 29 de octubre por el que se aprueba el texto refundido de la ley sobre responsabilidad civil y seguro de la circulación de vehículos motor y con la Ley 35/2015 de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación. aplicable a todos las indemnizaciones consecuencia de accidentes de tráfico y base para las laborales.

PODEMOS SALIRLE GRATIS!!, y eso es una garantía de nuestro compromiso.

No trabajamos para aseguradoras. SOMOS INDEPENDIENTES. Únicamente lo hacemos para particulares perjudicados a consecuencia de un accidente .

Las compañías de seguros le pondrán el mismo abogado tanto si es usted culpable y los otros reclaman a su compañía, como si es usted perjudicado y debe reclamar a la compañía contraria su indemnización.

Nosotros estamos especializados en reclamar la máxima indemnización, sea cual sea la compañía contraria. Además disponemos de servicio médico para valorar sus lesiones.

La indemnización que puede corresponderle como lesionado podrá reclamarla en diferentes ámbitos:


ACCIDENTES LABORALES. 
Reclamamos y tramitamos los accidentes que haya sufrido trabajando ante la Inspeccion de Trabajo y Juzgados, buscaremos un aumento de su pensión y de la indemnización que le corresponde.

ACCIDENTES DE TRÁFICO  
Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación aunque se admite Jurisprudencialmente su utilización analógica a los diferentes tipos de accidente, ya sean en la vía publica o en el ámbito privado. Ley sobre Tráfico, Circulación de vehículos y Seguridad Vial aprobado pro R.D 6/2015 de 30 de Octubre .

ACCIDENTES DOMÉSTICOS
Por desgracia, las defectuosas instalaciones y falta de mantenimiento causan anualmente miles de accidentes, ya sea en centros comerciales, en instalaciones privadas e incluso en su propia casa, recuerde que no tiene porque sufrir sin compensación los daños que le causen.

ACCIDENTES DEPORTIVOS  
La mala planificación y la insuficiencia de medidas previsoras originan un riesgo añadido a las pruebas deportivas, que causan importantes perjuicios a participantes y espectadores, no permita que no le resarzan por ello .

ACCIDENTES EN VIA PÚBLICA
Cada día observamos atónitos como las administraciones hacen caso omiso de sus obligaciones con los ciudadanos dejándolos desprotegidos ante pavimentos defectuosos, obras peligrosas en la vía publica y demás imprudencias que paga la salud de los contribuyentes, podemos ayudarle.


En todos estos casos es posible reclamar por tres conceptos:

  • Daños corporales: 
  • Lesiones, secuelas, daños morales y daños morales familiares, posible invalidez, en diferentes grados, para el trabajo habitual o cualquier tipo de trabajo.

  • Daños materiales: 
  • Reparación de vehículos y siniestro total, perjuicios económicos y gastos varios en relación con el accidente.

  • Lucro cesante: 
  • El Tribunal Supremo, ha admitido la posibilidad, en determinados casos de reclamar el lucro cesante, esto es la pérdida de una ganancia por parte de la víctima o sus familiares como consecuencia del daño, y que ésta se habría producido si el evento dañoso no se hubiera verificado. Es, por tanto, lo que se ha dejado de ganar y que se habría ganado de no haber sucedido un daño.


Y recuerde...
Sólo cobramos si usted cobra

Tras un accidente, ¿Qué daños son indemnizables?


Los daños que se pueden indemnizar son el fallecimiento, las lesiones permanentes, invalidantes o no, y las incapacidades temporales. Además de las indemnizaciones correspondientes, se abonarán también los gastos de asistencia médica y hospitalaria y, en su caso, los gastos de entierro y funeral. Y en cualquier momento los tribunales pueden sustituir total o parcialmente la indemnización por una renta vitalicia. En caso de muerte, el Baremo se cuestiona quiénes son los herederos de la víctima, quiénes tienen derecho a ser indemnizados por el dolor de su pérdida y las causas económicas que provoque el suceso. Por eso, se define si la víctima tiene cónyuge, hijos mayores o menores, hermanos o padres a su cargo, etc. De las circunstancias familiares va a surgir ya una indemnización. Pero ésta se corrige, al alza o a la baja, por varios factores. El primero de ellos, y fundamental, los ingresos de la víctima. Esto es, la indemnización varía según fuese la capacidad de la víctima de generar ingresos, que ahora desaparecen con el fallecimiento.
Otros factores correctores son que la víctima sea un cónyuge separado con derecho a pensión, el fallecimiento de los padres en el accidente, que la víctima o el receptor de la indemnización sufriesen previamente algún tipo de discapacidad, la concurrencia de la propia víctima en el accidente (por ejemplo, que cruzase a pie una autopista), que haya hijos de cónyuge separado, que la víctima fuese hijo único o que fuese una embarazada y se perdiese el feto. Incluso la edad o la profesión de una persona pueden ser argumentos para aumentar o disminuir la indemnización. Por ejemplo, no recibe la misma cuantía una viuda de un fallecido de 30 años, que la viuda de un fallecido de 60. La primera recibe mayor dotación económica que la segunda. También en función de la profesión puede haber correcciones al alza o a la baja. Si una persona que trabaja de modelo sufre lesiones en el rostro podrá ver incrementada la indemnización frente a otra persona con una profesión en la que su aspecto físico no sea tan relevante.

Cuantía de las indemnizaciones por accidente

La clasificación de lesiones que establece el Baremo oscila en un rango que va del 1 al 100, de menor a mayor gravedad, y está sujeta a la negociación. Es frecuente que a la hora de valorar un daño se produzcan discrepancias entre el médico de la compañía de seguros, el médico forense y el facultativo al que acude el propio lesionado. En estos casos es el juez quien debe decidir qué puntuación se da, ya que el baremo deja un margen de maniobra. En líneas generales puede considerarse que una secuela puntuada con un 1 puede ser una leve cicatriz no visible, mientras que una secuela valorada con 100 es un traumatismo craneoencefálico que incapacita a una personas tanto física como mentalmente. Pero entre estos dos extremos se producen infinitas posibilidades. Por ejemplo, el síndrome postconmocional se valora entre 5 y 15 puntos en función de los síntomas posteriores (dolores de cabeza, alteraciones del sueño, de la memoria, del carácter, etc.), cuestiones todas ellas cargadas de subjetividad.

Tipos más habituales de indemnización:

Incapacidad temporal: compatible con indemnizaciones por otros motivos. Se calcula multiplicando el número de días de incapacidad por la indemnización que corresponda según la edad, sumando a su vez ciertas cantidades que resultan de aplicar determinados factores de corrección. Se ha establecido una cantidad de 66,00 euros por día de estancia hospitalaria, y entre 53,66 y 28,88 cuando la víctima no necesite permanecer ingresada.

Fallecimiento: si la víctima está casada, el cónyuge recibirá una cantidad según la edad del fallecido, en tanto que a los hijos menores se les asignarán cantidades, con independencia de la edad del progenitor. El resto de los hijos, padres y hermanos menores dependientes de la víctima también tienen derecho a indemnización. Los factores de corrección son, en primer lugar, los perjuicios económicos derivados del fallecimiento (que elevan la indemnización entre el 10% y el 75% en relación al volumen de ingresos de la víctima). También aumentan la indemnización por muerte las circunstancias familiares especiales: discapacidad física o psíquica, que la víctima fuera hijo único, fallecimiento de ambos padres en el accidente, que la víctima estuviera embarazada…

Lesiones permanentes: la legislación establece una clasificación de 1 a 100 puntos que valora la gravedad de la lesión y que hace variar la indemnización llegándose a los máximos si se sufre una "gran invalidez" (tetraplejia, paraplejia, ceguera, estado de coma o vegetativo crónico, entre otros),


¿Como se Calcula la Indemnización por daños y perjuicios?

Las indemnizaciones se reclaman como medio para aliviar o resarcirse uno mismo de los daños y perjuicios que le ha ocasionado un tercero, por tanto, su cuantía debe estar acorde con la cuantificación objetiva de tales daños y perjuicios.
Una indemnización, por su propia concepción teórica, no debe suponer un lucro para quien la recibe, sino una compensación por el perjuicio causado.

Teniendo en cuenta estas premisas, la mayor dificultad estriba en conocer la fórmula de cuantificación de los daños personales, esto es, daños morales, lesiones y/o muerte, por la imposibilidad de reintegrar al perjudicado a su situación anterior al siniestro.

Sea cual fuere el origen del hecho que dé lugar a indemnización, siempre que se trate de una reclamación por daños y perjuicios personales (lesiones, muerte o invalidez); es una práctica asentada en nuestra jurisprudencia admitir como "baremo" o sistema de valoración de tales daños, el que publica cada año la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones estableciendo las cuantías de los daños causados a personas en accidentes de circulación.